Nuevos destinos, nuevos estilos

Distinción culinaria y compras en pastel

Como bloguero de estilismo Costas Voyatzis recorre el planeta sin cesar y, a partir de su experiencia, recomienda lugares, exposiciones y edificios cuya visita merece la pena. En esta ocasión, seis destinos que definen el lujo de una manera muy especial.

Textos
Costas Voyatzis

Una concept store en pastel: la Monk House Shop de Melbourne

La tienda diseñada por Flack Studio en Melbourne, con su estilo chic-vintage en colores pastel, ofrece un escenario elegante y minimalista para moda femenina y accesorios, bolsos de sellos selectos y piezas de cerámica exclusivas.

Esplendor céntrico: el hotel Beekman en Nueva York

El Beekman, en la calle Nassau, es el lugar de moda para pasar la noche en el centro de Manhattan. El interior de este edificio con 135 años de antigüedad celebra su larga historia, la enriquece con diseño moderno y la ennoblece con obras de arte minuciosamente seleccionadas.

Pernoctar en un icono: el Barceló Torre de Madrid

Un hotel icónico en la legendaria Torre de Madrid, construida en 1957. En nueve plantas de este edificio de 142 metros de altura, el artista español Jaime Hayon ha combinado colores atractivos, patrones geométricos y una selección de obras de arte para elaborar el diseño interior.

Arquitectura comestible: New York Sweets en Chipre

Los postres de la remodelada pastelería New York Sweets en Nicosia parecen auténticas joyas. El interior de este establecimiento de dulces exquisiteces lleva la firma del estudio griego Minas Kosmidis. Los elementos de diseño están basados en rascacielos famosos.

Distinción culinaria: el restaurante Botanist en Vancouver

En el restaurante Botanist en Vancouver, Canadá, reina una atmósfera de ligereza. Los espacios diseñados por Ste. Marie Design y Glasfurd & Walker se complementan con un sinfín de plantas diversas. Gastronomía para amantes de la jardinería.

La cumbre del paladar: el restaurante Oberholz en los Dolomitas

Se llega en teleférico: el restaurante proyectado por los jóvenes arquitectos Peter Pichler y Pavol Mikolajcak en la cima del monte Oberholz, cerca de Bolzano, es una celebración del minimalismo sensual con madera y hormigón. La vista de los Dolomitas desde los tres espaciosos comedores es igualmente irresistible.

09/08/2017